Alquiler por dueño directo ¿Es una ventaja?

El alquiler por dueño directo en Buenos Aires experimenta un alza en los últimos dos años, varios factores parecen alentar a este tipo de operaciones. A continuación te contamos que aspectos debes tener en cuenta si quieres realizar este tipo de operación y si realmente es una ventaja para el inquilino.

Alquilar por dueño directo comenzó a ser una opción viable para aquellas personas que no disponían del total del dinero solicitado para ingresar en una vivienda mediante la intermediación de una inmobiliaria.

Antes que nada vamos hacer un repaso rápido de los requisitos solicitados para poder alquilar un inmueble:

Requisitos para alquilar por inmobiliaria

  • Garantía propietaria o seguro de caución
  • Primer mes pago por adelantado.
  • Mes de deposito
  • Honorarios inmobiliarios ( En CABA los paga el propietario)
  • Recibo de sueldo (últimos 3 normalmente)
  • Gastos de operación (En CABA los paga el propietario)

Estos son los requisitos que debemos cumplir si queremos alquilar un inmueble a través de una inmobiliaria. Principalmente una persona decide acudir a un dueño directo cuando no tiene la posibilidad de cumplir con todos los requisitos o quieren reducir los gastos.

Requisitos para alquilar por dueño directo

Ahora veamos los requisitos que normalmente se piden para realizar la operación por dueño directo:

  • Garantía propietaria o seguro de caución.
  • Primer mes pago por adelantado.
  • Mes de depósito.
  • Recibo de sueldo, este requisito puede no ser tan solicitado.
  • Gastos de operación (Redacción de contrato y sellos)

Como podemos observar los requisitos son normalmente similares excluyendo el pago de honorarios. Entonces suponemos que esto significa que alquilar por dueño directo es más barato que por inmobiliaria y también supondríamos que más fácil, pues la realidad no siempre es así y vamos a ver por qué.

1º Valor del alquiler

Aunque esto no se da en el total de los casos,  cuando el propietario te indica que no es excluyente poseer garantía propietaria aprovecha esta “oportunidad” para que la cuota mensual sea más elevada que el promedio del mercado.

También es necesario recordar que el valor por la residencia en el inmueble está siendo colocado por el propietario, muchas veces una persona que no se dedica totalmente a los negocios inmobiliarios y tampoco tiene la capacidad de realizar una tasación correcta del inmueble.

2º Gastos de operación

Actualmente estos gastos están compuestos por la redacción del contrato y los sellados correspondientes para la validación del contrato, es muy importante corroborar los precios actuales de estos, ya que muchas veces inflan estos valores para poder obtener ganancias de los mismos.

También resaltemos que debemos corroborar la validación de este contrato para que no surjan inconvenientes en un futuro.

3º Falta de asesoramiento legal

Al no tener un profesional asesorándonos podemos ser víctimas de fraudes por estafa y terminar perdiendo dinero y el lugar donde se esperaba vivir.

Con estas descripciones no queremos decir que el alquiler por dueño directo es una mala decisión, pero queremos que tengas las precauciones necesarias para que no ocurra ningún imprevisto.

A tener en cuenta si decide alquilar por dueño directo.

  • En un alquiler por dueño directo, está prohibido el cobro de honorarios, solo los corredores inmobiliarios matriculados pueden cobrar honorarios cuando sea correspondiente cobrarlos.
  • Siempre intenta corroborar la validez del contrato
  • Leer el total del contrato detenidamente antes de firmarlo.
  • El mes entregado de depósito debe ser devuelto finalizado el contrato, corroborar que se encuentre explícito en el contrato, aunque también puede utilizarse este mes de depósito para extinguir la cuota final del mismo.
  • La duración del contrato de locación es de 2 años, no puede ser menos ni más ( estamos hablando del alquiler de viviendas)